Via Egnatia en Philippi

Via Egnatia en Philippi


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Via Egnatia en Filipos - Historia

FILIPI fĭl ’ə pī (οἱ Φίλιπποι, ciudad de Felipe). Una ciudad de Macedonia, visitada por el apóstol Pablo (Hechos 16: 1, 12-40 20: 6 Fil 1: 1 1 Tesalonicenses 2: 2).

1. Topografía. La ciudad estaba ubicada en el este de Macedonia en una llanura al este del monte Pangaeus entre los ríos Strymon y Nestos. Estaba cerca de las orillas de un arroyo profundo y rápido, el Gangites, a unos diez m. del mar. Hacia el SE corría la Via Egnatia sobre una cresta muy rocosa hasta el puerto de Neapolis. Por lo tanto, se dice que Pablo “zarpó de Filipos” (20: 6). En la antigüedad, la ciudad derivaba su importancia de la fértil llanura que dominaba, su ubicación estratégica a lo largo de la Via Egnatia y las minas de oro en las montañas del norte.

2. Historia. El sitio fue habitado por primera vez por colonos de la isla de Tasos, que trabajaban en las minas de oro. Se le conocía como Krenides, "manantiales". Felipe II de Macedonia reconoció su importancia y envió una gran colonia allí en 356 a. C. Cambió su nombre a Filipos (Diodoro, XVI. Vii. 6, 7). Las minas, aunque casi agotadas, todavía le proporcionaban a Philip más de mil talentos al año.

Después de que los macedonios fueran derrotados por los romanos en el 167 a. C. Filipos formaba parte del primer distrito, pero la capital de la región era Anfípolis. En el 146 a.C. pasó a formar parte de la provincia reorganizada de Macedonia, cuya capital era Tesalónica. La batalla decisiva de la segunda guerra civil se libró en Filipos en el 42 a. C. Bruto y Casio habían reunido sus fuerzas cerca de la Via Egnatia al O de la ciudad. Antonio atacó con éxito el campamento de Cassius. Este último se suicidó sin saber que las fuerzas de Brutus habían tenido éxito contra Octavio. Tres semanas después, Brutus fue derrotado y la guerra terminó.

La ciudad fue ampliada por una colonia de Rom. veteranos después de la guerra. Más tarde, Augusto César abrió la ciudad para los partidarios de Antonio, que habían sido despojados de sus posesiones en Italia. La primera colonia, Colonia Victrix Philippensium, está certificada solo por acuñación. La segunda colonia se conoció como Colonia Julia Philippensis, luego se cambió a Colonia Augusta Julia Philippensis. Porque era un Rom. colonia, tenía una forma de gobierno independiente de la administración provincial. Había dos magistrados principales, στρατηγοί, que fueron asistidos por lictores, RSV "policía" (Hechos 16:35).

3. Arqueología. La antigua ciudad ha sido parcialmente excavada por la escuela francesa de Atenas desde 1914 hasta 1938. El foro estaba al S de la Via Egnatia. En el centro se encontró una gran tribuna, que pudo haber sido donde Pablo y Silas fueron arrastrados por los dueños de la esclava poseída por el demonio. Se identifican dos grandes templos junto con numerosos edificios públicos y privados del siglo II. anuncio. A Rom. El teatro del mismo período se construyó en el lado de la acrópolis. A una milla al O de la ciudad están las ruinas de un Rom. arco cerca del río Gangites. Un arco generalmente simbolizaba los límites de la ciudad o pomerio de un Rom. asentamiento. Dentro de pomerio nada impuro, como cementerios o santuarios de religiones extranjeras, podría establecerse. Esto puede explicar el hecho de que Pablo y Silas salieron “fuera de la puerta a la orilla del río, donde supusimos que había un lugar de oración” (Hechos 16:13). Fuentes no árabes atestiguan la antigua costumbre de los judíos de recitar oraciones cerca de los ríos o de la orilla del mar (Philo Flaco 14 Jos. Antiq. XIV. X. 23).

4. Importancia bíblica. El texto de Hechos 16:12 con respecto a la posición de la ciudad es difícil. א, A y E dicen πρώτη τῆς μερίδος Μακεδονίας πόλις, κολωνία, "la ciudad principal de Macedonia y una colonia romana". Numerosas lecturas variantes muestran que el texto fue ampliamente malinterpretado. Crell ha sugerido que debería cambiarse para que diga πρώτης τῆς μερίδος Μακεδονίας πόλις, κολωνία, "una ciudad y colonia de la primera parte [distrito] de Macedonia". Otros han sugerido que la ciudad tenía alguna distinción en el primer centavo. anuncio. que no ha sido grabado. Ramsay sostiene que hay un toque de orgullo en la descripción de Luke, porque era un nativo de Filipos. La ciudad tenía una famosa escuela de medicina, que estaba relacionada con uno de los gremios de médicos que enviaba a sus seguidores por todo el Hel. mundo. Lucas puede, por tanto, afirmar que Filipos fue la primera ciudad de Macedonia, así como Pérgamo, Esmirna y Éfeso afirmaron ser la "primera ciudad de Asia".

El apóstol Pablo predicó por primera vez en Europa en Filipos. Llegó desde Troya a través de Neapolis en el segundo viaje misionero. Fue a un lugar de oración junto al río el sábado donde se sentó con un grupo de mujeres, entre ellas Lydia, una vendedora de tinte púrpura de Tiatira. En el camino fue amonestado por una esclava con espíritu de adivinación, que lo molestó durante algún tiempo a partir de entonces. Finalmente, exorcizó al demonio para disgusto de sus dueños. Arrastraron a Pablo y Silas ante los magistrados de la ciudad y los acusaron de perturbar la paz al defender costumbres que los romanos no aceptaban. La multitud se unió y los magistrados dieron orden de azotar a Pablo y a Silas. Luego fueron almacenados en la prisión interior. A medianoche, un terremoto sacudió la prisión hasta sus cimientos. Temeroso de que sus prisioneros hubieran escapado, el carcelero pensó en suicidarse. Pablo le indicó que él y Silas todavía estaban allí. Como resultado del testimonio de Pablo, el hombre creyó y él y su familia se bautizaron. Al día siguiente, las autoridades supieron que Pablo y Silas eran Rom. ciudadanos, se disculpó con ellos y les pidió que abandonaran la ciudad. Luego visitaron a Lidia y a otros creyentes antes de partir hacia Tesalónica (Hechos 16: 12-40).

En este punto de la narración de Hechos, el pronombre de la primera persona se elimina hasta que Pablo regresó a Macedonia en el tercer viaje misionero (Hechos 20: 5). Muchos conjeturan que Lucas, un nativo de Filipos o, al menos, un estudiante de medicina allí en un momento, se quedó atrás para trabajar entre las iglesias de Macedonia.

Pablo expresó un profundo afecto por la iglesia de Filipos en una carta que le escribió mientras estaba en prisión en Roma o en Éfeso. La carta fue escrita para agradecer a la iglesia los obsequios de fondos y ropa que le había traído Epafrodito. Después de su encarcelamiento, Pablo pudo haber visitado nuevamente Filipos (1 Timoteo 1: 3).


Antigua Via Egnatia

La ciudad de Kavala tiene la suerte de conservar en sus afueras un gran tramo de la antigua Via Egnatia. Esta es la antigua vía arterial que, hasta principios del siglo XX, era la vía principal que conectaba Neapolis (un nombre anterior de Kavala) con la antigua ciudad de Filipos. Esta ruta tiene un gran significado histórico y cultural. Como ruta a pie, no presenta dificultades particulares, se puede completar en poco tiempo y es una ruta fácil.

El Club de Montañismo Griego de Kavala describe la ruta de la siguiente manera:

La antigua Via Egnatia está hoy dividida en dos tramos, debido a las autopistas de Agios Silas que se han construido. Un tramo desciende desde Agios Silas hasta el pueblo de Stavros, se asoma a la llanura de Filipos y tiene una longitud de 400 m. El segundo y más interesante tramo de la antigua Via Egnatia, con una longitud de 1100 m, comienza en la intersección de las calles Egnatia y Makedonia, debajo del Hotel Egnatia, y termina en la calle Jokaste. Puede caminar fácilmente por el pavimento de piedra bien conservado que asciende junto al arroyo o, mejor aún, caminar por él con la hermosa vista del pueblo y su Fortaleza frente a usted, mientras que al mismo tiempo se hace una idea de la imagen de los visitantes. a Kavala vio en los viejos tiempos.


Historia

Con una historia tallada en la piedra y el mar, la & # 8220manzana de la discordia & # 8221 de los conquistadores, e inundada con las fragancias del comercio de Occidente y Oriente, Kavala se erige orgullosa en el norte de Grecia con su auténtica belleza.

Vista nocturna de la ciudad desde la casta: Foto de Iraklis Milias

Su ubicación geográfica, su puerto natural y su adyacencia con el monte Pangaion, que contiene oro, hacen de Kavala una de las ciudades costeras más antiguas, con sus huellas perdidas en las brumas de la prehistoria.

Fue a esta ciudad donde el apóstol Pablo vino a enseñar el mensaje del cristianismo por primera vez en Europa en el año 49 d.C. y bautizó a Lidia, la primera mujer cristiana europea, a orillas del río Zygaktis.

Hasta 1864, el casco antiguo estaba confinado a la península triangular en la colina de Kavala, que era en sí misma una continuación de la antigua Neapolis y la Christoupolis bizantina. Dentro de este mismo espacio, la misma ciudad apareció en diferentes épocas y con diferentes nombres. Cada nombre era característico y correspondía a un período histórico. Neapolis en la antigüedad, Christoupolis durante el período bizantino y Kavala en la era moderna.

Durante la época otomana, la ciudad fue arrasada, para renacer de sus cenizas y, a partir del siglo XVIII, volvió a convertirse en un importante puerto comercial, adquiriendo su aspecto actual y moderno.

AÑOS PREHISTÓRICOS - DIKILI TASH

Ollas en Ntikili Tas & # 8217 sección 6: Foto de Ephorate of Antiquities of Kavala and Thassos

Aproximadamente a 2 km de las ruinas de la antigua ciudad de Filipos y dentro de los límites de la actual región de Krinides (municipio de Kavala) se encuentra Dikili Tash, también conocida como Orthopetra. Se trata de un asentamiento prehistórico que data del período Neolítico (6400-4000 aC) y la Edad del Bronce (3000-1100 aC). Dikili Tash esconde muchos secretos que aún no se han descubierto.

Los primeros vestigios de presencia humana en la región de la ciudad moderna datan del Neolítico tardío (5400-3200 aC). Las investigaciones y excavaciones arqueológicas en la cima de la colina baja de Perigiali, al este de Kavala, han sacado a la luz un pequeño asentamiento de la Edad del Bronce Antiguo (3200-1600 aC).

Monte Paggeo: Foto de Iraklis Milas

Pangaio está asociado con un & # 8220 tesoro & # 8221 de mitos relacionados con dos aspectos importantes del mundo antiguo, la religión dionisíaca y el orfismo. Orfeo dio forma a los rituales dionisíacos y los sistematizó, haciéndolos más conocidos como los Misterios Órficos. Orfeo es una extraña figura mitológica, sin las características claras de un héroe, dios o semidiós. Introdujo rituales misteriosos específicos y fue un poeta, profeta y sacerdote religioso. También fue célebre por sus logros musicales, en la canción y como intérprete de cítara.

En años posteriores, Pangaio atrajo a muchos pueblos y tribus de sus alrededores. Durante siglos, sus ricas minas produjeron mucho oro y plata.

Mapa de las colonias & # 8220Thassians Peraia & # 8221: fuente de datos históricos del condado de Kavala, Kavala 2010

A principios del siglo VII a. C., los colonos de la isla de Paros fundaron la ciudad de Tasos en la isla de este nombre. A mediados del siglo VII a. C., los tasianos, junto con los nuevos migrantes de Paros, conquistaron la costa frente a la isla, un lugar rico gracias a sus fértiles tierras de cultivo y la riqueza de la madera para la construcción de barcos y los minerales de sus montañas. A finales del siglo VI a. C., se había completado el asentamiento de los tasianos en las costas desde el río Strymonas en el oeste hasta el río Nestos en el este.

La fundación de Neapolis no debe haber estado muy distante en el tiempo de los primeros esfuerzos de los tasianos por conquistarla, hacia mediados del siglo VII a.C., aunque las fuentes antiguas no nos ofrecen ninguna información sobre el año en que ciudad fue fundada ni el nombre de su ciudad madre. No obstante, ha prevalecido la opinión de que Neapolis era una colonia de Tasos, y el argumento más importante es que no habría sido posible que los tasos no hubieran notado la posición estratégica y económicamente importante de la nueva ciudad. Este punto de vista también está respaldado por la evidencia arqueológica y las inscripciones antiguas.

La ubicación de Neapolis hizo que pronto se convirtiera en un gran puerto comercial, mientras que las riquezas que reunió le permitieron lograr su autonomía de su ciudad madre a finales del siglo VI a.C. Por eso, durante los enfrentamientos entre los tasos y los atenienses y también después de que los tasos fueron subyugados y perdieron sus colonias, Neapolis, ahora independiente de Tasos, estuvo siempre al lado de los atenienses y floreció. También en la Guerra del Peloponeso, cuando el noreste del Egeo era un escenario de intensos combates entre Atenas y Esparta, Neapolis permaneció fiel a los atenienses. En 377 a. C., se convirtió en miembro del Segundo Imperio Ateniense.

Imagen de Atenea y Partenos: archivo fotográfico del Museo Arqueológico de Kavala

Aproximadamente a mediados del siglo IV a. C., Neapolis se vio amenazada de perder su independencia ante los líderes tracios locales, pero también, sobre todo, ante el rey de Macedonia, Felipe II, padre de Alejandro Magno. Por lo tanto, la ciudad recurrió a su poderoso aliado de Atenas para que la ayudara a enfrentar los desafíos.

En el 355 a. C., Neápolis envió a Atenas a dos embajadores, Demóstenes Teoxeno y Dioscúrides Ameipsios, que fueron recibidos con todos los honores que se debían a los cónsules y benefactores. Este evento ha llegado hasta nosotros gracias a un voto ateniense que se registró en una estela o columna. La parte superior de la estela está decorada con un valioso relieve de la figura de la diosa Parthenos, patrona de Neapolis, estrechando las manos de la diosa Atenea. Este voto se exhibe hoy en el Museo Arqueológico Nacional, y también hay una copia en el Museo Arqueológico de Kavala.

Los 20 trirremes atenienses que acudieron en ayuda de Neapolis y la lucha de sus ciudadanos no fueron suficientes para defenderse del rey macedonio. Después de la conquista de la ciudad y la fundación de Filipos, Neapolis se redujo gradualmente al estado de puerto de la poderosa ciudad macedonia de Filipos.


Excursión a la antigua Filipos

al complejo de antigüedades más grande y majestuoso del norte de Grecia, fundado por el rey Felipe II, el padre de Alejandro Magno.

A 15 km de Kavala se encuentra la antigua ciudad de Filipos, uno de los lugares históricos más importantes de Grecia. Aquí puede ver los edificios de la ciudad antigua, las ruinas de la ciudad romana, las iglesias cristianas y la carretera central de Egnatiev, cuyos fragmentos ahora se pueden repetir en el camino del apóstol Pablo. Esta carretera divide la ciudad en dos partes.

En el norte hay un ágora - foro, en palabras modernas un antiguo centro comercial con bancos, galerías, termas (baños griegos). Justo en el centro de la ciudad se erigió una de las primeras basílicas de Filipos, cuya grandeza se puede juzgar por los restos de imponentes muros cubiertos con molduras de estuco. Otra iglesia cristiana primitiva, el Octágono, dedicada al apóstol Pablo y fechada en el siglo V, se encuentra justo al sur.

Cerca se pueden ver las ruinas, al comienzo de nuestra era sirvieron como muros de la prisión del apóstol Pablo. Teatro romano parcialmente conservado, posteriormente reconstruido en la arena. La arquitectura de la acrópolis (parte alta de la ciudad) es una mezcla de estilo bizantino, elementos del paganismo romano y basílicas de cementerios cristianos. Aquí se puede ver el "cuenco de Bucefal", el legendario caballo de Alejandro Magno.

Las excavaciones comenzaron en Filipos en 1914 de la escuela francesa de arqueología, y después de la Segunda Guerra Mundial, el Servicio Arqueológico de Grecia, en cooperación con la comunidad arqueológica ateniense, llevó a cabo excavaciones sistemáticas aquí. Hoy, el Servicio Arqueológico de Grecia, en cooperación con la Universidad de Aristóteles en Salónica y la Escuela Francesa de Arqueología, continúa la investigación arqueológica. Los hallazgos de las excavaciones se presentan en la exposición del Museo Arqueológico de Filipos.

Justo al lado de la antigua ciudad de Filipos hay un baptisterio único y monumental de Santa Lidia. Este monumento arquitectónico moderno se encuentra exactamente en el lugar donde el apóstol Pablo bautizó al primer cristiano en Europa, Lidia, y se realizó aquí el primer bautismo en Europa. Y junto al templo en la orilla del río hay un baptisterio abierto en forma de cruz como los que se conservaron en las basílicas paleocristianas de Filipos.

A diferencia de muchos monumentos antiguos de Grecia de los que solo se conservan los nombres y las leyendas, en la antigua Filipos hay algo que ver y el guía lo llevará al pasado lejano siguiendo los pasos del apóstol Pablo. Entonces, si está de vacaciones en Kavala, debe visitar la antigua Filipos.

Información sobre la excursión a la antigua Filipos

& Bull La excursión con guía a la antigua ciudad de Filipos y al baptisterio de Santa Lidia se realiza en coche (1 - 4 personas), minivan (hasta 7 personas) o mini bass (hasta 18 personas).
& toro El viaje comienza en la ciudad de Kavala (Hotel Oceanis) con un traslado al sitio arqueológico.
& toro La duración de la excursión es de 4 horas, la longitud total es de 30 km. y empezar a las 10:00
& toro La excursión se puede realizar solo mediante solicitud previa que debe presentarse al menos 1 semana antes de la fecha prevista del viaje.

& bull El precio de una excursión individual en coche (1 - 4 personas) es de 140 & euro para todos.
& bull El precio en una excursión en grupo es de 35 & euro por persona.
& toro Para niños de 6 a 12 años - 20 & euro. Para niños menores de 5 años - gratis.
& toro La entrada a la zona arqueológica (6 & euro) y no incluye en el precio.

& bull Deberías tener pasaporte además de una cámara y estar de buen humor.
& toro Recomendamos llevar ropa liviana y casual y zapatos cómodos para caminar de tacón bajo o tenis, para tener sombrero y anteojos de sol.

Todas las excursiones

Galería de fotos Philippi

MÁS INFORMACIÓN SOBRE PHILIPPI

HISTORIA DE FILIPI

Settlement fue fundado por gente de la isla de Tasos en 360 a. C. Muy pronto, en el 356 a.C., para luchar contra los pueblos tracios locales que asediaban la ciudad, los habitantes acudieron a Felipe II en busca de ayuda, quien había reconocido la posición privilegiada de la ciudad y decidió nombrarla en su honor. Por Filipos en el siglo I a.C. pasó la carretera de Egnatia, gracias a la cual la ciudad ocupó un lugar importante en la región. En el 42 d.C. La Batalla de Filipos en dos colinas bajas fuera de las murallas occidentales de la ciudad ha cambiado el curso de la historia tanto a nivel local como global. La victoria de Octavio y Antonio, seguidores de la política de Julio César, puso fin a la democracia y abrió el camino para que Octavio creara un imperio. Filipos se convirtió en una colonia romana (Colonia Augusta Julia Philippensis), que alcanzó un apogeo especial en el siglo II d.C. En los años 49-50. AD El apóstol Pablo visitó Filipos y fundó la primera comunidad cristiana en Europa. El recuerdo de su estancia y encarcelamiento quedó profundamente grabado en siglos, la ciudad se convirtió en un lugar especial de peregrinaje cristiano. El tamaño de la ciudad disminuyó a principios del siglo VII. Esto fue causado por fuertes terremotos e incursiones de los eslavos. La ciudad sigue existiendo en la época bizantina como un castillo fortificado, debido a su ubicación en la arteria principal entre Oriente y Occidente. Finalmente fue abandonado por los habitantes con la llegada de los conquistadores otomanos a finales del siglo XIV.

TEATRO ANTIGUO EN FILIPI

El teatro está en la ladera noreste de la acrópolis. La base del teatro se encuentra en el muro oriental de la ciudad. Durante la época de Felipe II (siglo IotaV aC), se erigió el edificio más antiguo con líneas comunes y orca con un diámetro de 21,60 m. Después de la conquista romana, se producen cambios de acuerdo con las exigencias estéticas y los espectáculos favoritos de la época. A mediados del siglo III hubo un último cambio de teatro en Filipos con el propósito de crear la plataforma mayor para la realización de luchas de gladiadores, combates individuales y caza. El teatro es un patrimonio cultural invaluable del área de & # 8203 & # 8203Eastern Macedonia. Hoy se conservan muchos de sus elementos. En el teatro restaurado se suelen colocar las antiguas producciones teatrales, que se pueden ver en el marco del Festival de Verano de Filipos y Tasos.


Sitio arqueológico de Filipos: un hito del patrimonio europeo

En 2016, uno de los sitios arqueológicos más importantes y completos del norte de Grecia, las ruinas de la antigua ciudad amurallada de Filipos, entre las ciudades modernas de Kavala, el monte Paggaion y Drama, se incluyó en la lista de sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO y es ahora el decimocuarto sitio arqueológico del Patrimonio Mundial de la UNESCO en Grecia.

Una vez que la colonia de Kinides de Tasia, conquistada en 356 a. C. y rebautizada como Filipos por Felipe II de Macedonia, el padre de Alejandro Magno, Filipos recibe alrededor de 50.000 visitantes al año.

Stavroula Dadaki, del Ministerio de Cultura y Deportes, Ephorate of Antiquities of Kavala, y director de las excavaciones, uno de un contingente de arqueólogos griegos y otros involucrados con Philippi viajaron a Nueva York para la inauguración de la exposición fotográfica. Filipos: un hito del patrimonio europeo junto con el comisario de la exposición, Michalis Lykounas, arqueólogo del Ephorate of Antiquities of Kavala.

Organizada por el Cónsul General Dr. Konstantinos Koutras en el Consulado General de Grecia en Nueva York, la exhibición de placas montadas en la pared con textos explicativos, fotografías y mapas que muestran los muchos puntos focales de Phillipi, se inauguró el 8 de enero. Apropiadamente, excelente macedonio los vinos de Chateau Nico Lazaridis, Adriani Drama y mezedes de Titan proporcionaron la atmósfera.

Con la investigación arqueológica continua y los esfuerzos centrados del Ministerio de Cultura con la ayuda de programas de financiación europeos, Philippi será reconocido a nivel mundial y atraerá a más visitantes dentro de cinco años, dijo Stavroula Dadaki, seguido por Michalis Lykounas, quien habló sobre la historia del sitio. .

La ciudad de Filipos, en la región de Macedonia Oriental-Tracia, se construyó en una ubicación estratégica que la llevó a la vanguardia de los principales acontecimientos históricos. La batalla de Filipos, en la llanura de Filipos, donde Cassius y Brutus fueron derrotados, abrió el camino al Imperio para Octavio, "un punto de inflexión no solo para la historia de Filipos sino para todo el Imperio Romano". La Via Egnatia, la gran carretera que une Oriente y Occidente, construida sobre una antigua ruta que une Europa y Asia, atraviesa la ciudad. importante vía militar y comercial en la antigüedad durante más de 2.000 años, la Via Egnatia jugó un papel clave en la historia de los imperios romano, bizantino y otomano.

Filipos jugó un papel decisivo en la expansión del cristianismo. En 49/50 d.C., el apóstol Pablo visitó la ciudad y bautizó a la primera cristiana europea, Lydia, una comerciante de tintes de porfiria y a otras personas en el río Zygaki. A partir de ahí, el cristianismo se extendió por Grecia y el resto de Europa. Hasta el día de hoy, dijo Lykounas, la gente viaja a Filipos para ser bautizada en este río.

Los restos arqueológicos de la ciudad dan fe de su crecimiento, especialmente durante el período romano y paleocristiano, y representan etapas importantes de la historia de la arquitectura. Debido a que la historia y la cultura de la ciudad se evidencian en su totalidad, Filipos es uno de los sitios arqueológicos más asombrosamente completos del norte de Grecia. El crecimiento de la ciudad a lo largo del tiempo, un centro administrativo, espacio público, edificios religiosos, restos de residencias, talleres y cementerios refleja las influencias de Roma, y ​​más tarde, de Constantinopla.

La Acrópolis: los santuarios de roca en la cima de la colina fortificada sobre la ciudad, el teatro, las basílicas A, B y C, el foro, el complejo del octágono, el mercado comercial, islotes urbanos, las murallas, la red de carreteras de la ciudad y el Museo, cuya colección abarca un largo período, desde la prehistoria, cuando aparecieron los primeros vestigios de habitación en el área más amplia de la ciudad antigua (rastros de vides indican que la primera vinificación en Europa pudo haber tenido lugar aquí) hasta finales del siglo XIV. siglo. Cerca del sitio arqueológico se encuentra el importante asentamiento prehistórico, Dikli Tash, donde la evidencia sugiere una habitación de aproximadamente 6200 aC con uso continuo durante el período bizantino.

Lykounas elogió a los partidarios del esfuerzo por llevar la exposición a los Estados Unidos, diciendo: “Esta exposición no estaría aquí sin la participación de varias personas que nos dieron ideas y crearon lo que ves. Nuestra diseñadora gráfica Elsa Nikoletou trabajó durante varias noches para terminar los diseños antes de imprimirlos. Pero ni el más mínimo esfuerzo puede realizarse si no hay dinero. Fuimos muy afortunados de tener no solo el apoyo financiero sino también moral de una empresa de alta tecnología muy dinámica, Raycap, en nuestra región. Nuestra región no solo tiene antigüedades, sino también un futuro muy fuerte que nos permite atraer inversores ”. Se espera que la exposición viaje a otras ciudades de Estados Unidos.

Lykounas señaló expresamente que los organizadores de la exposición ofrecen guías turísticas individuales que parten de la ciudad de Kavala con el deseo de que todos los presentes en la exposición lo visiten este año.


Via Egnatia - Caminando con Paul desde Neapolis a Apollonia

He creado un video que te permitirá caminar con Paul y Silas desde Neapolis hasta Apollonia. AQUÍ está el video en el que cubro lo siguiente.

Hechos 16.9-10 relata la visión de Pablo mientras estaba en Troas del "hombre de Macedonia" pidiéndole que viniera a Macedonia. En Hechos 16.11-12 dice:

Lo que hicieron Pablo y Silas, en realidad, fue seguir la Via Egnatia (VE) desde Neapolis (la moderna Kavala) hasta Filipos, Anfípolis y Apolonia. Fue la carretera oeste-este más importante de Grecia desde el siglo II a. C. hasta el siglo V d. C., e incluso en los tiempos modernos se ha utilizado como una ruta de viaje clave. La VE ocupa un lugar destacado en gran parte de la historia, especialmente en términos de movimientos de tropas, como ocurrió con la famosa Batalla de Filipos en 42 a. C., donde las fuerzas de Octavio y Antonio derrotaron a las de Bruto y Casio.


Visita la antigua Filipos, Macedonia

Filipos es una de las grandes ciudades del mundo griego antiguo.

Filipos ha tenido su parte de fama. Fue construido a lo largo de la antigua ruta comercial romana llamada Via Egnatia, que se extendía desde Roma hasta Constantinopla (Estambul). Aún se pueden encontrar restos de esta ruta en la región de Macedonia, en el norte de Grecia.

Filipos también entretuvo a grandes nombres de la historia como Marco Antonio, Octavio, Bruto y Casio cuando se enfrentaron en las marismas al oeste de la antigua Filipos en la "Batalla de Filipos". Esta ciudad era conocida por ser la puerta de entrada a Europa y no es de extrañar que Filipos desempeñara un papel importante en el cambio de dirección de la República romana.

Filipos también es interesante desde una perspectiva cristiana. Aquí puede seguir los pasos del apóstol Pablo cuando el cristianismo se extendió por primera vez a Europa a través de Filipos.

Historia de Filipos

Historia temprana

Las colinas alrededor de Filipos contenían una alta concentración de oro y plata según el historiador griego Estrabón. El asentamiento original, Krenides (Crenides), era una colonia de poderosos Thassos, el estado insular al sur. Debido a la abundancia de manantiales de agua dulce en el área, se llamó Krenides (muchos manantiales). Debido a su ubicación en el continente, estaba sujeto a incursiones tracias y estaba constantemente bajo amenaza.

En 356 a. C., los colonos de Krenides invitaron al poderoso rey macedonio Felipe II para que los ayudara a defenderse de los invasores del norte. La oportunidad de ganar oro lo ayudó a tomar su decisión. Felipe tomó el control de la ciudad, amplió su tamaño y fortificaciones y la nombró en su honor: Filipos.

Philip luego logró aumentar la producción de las minas de oro locales para producir 1000 talentos al año. A valores de 2011, los ingresos anuales de Philips habrían sido de unos 1.600 millones de dólares. Rápidamente amasó una fortuna que le compró un ejército, lo que finalmente permitió a su hijo Alejandro el Grande conquistar el mundo.

Filipos y los romanos

Hacia el 168 a. C., la máquina romana estaba en marcha. Conquistaron Macedonia y mantuvieron a Filipos como una de sus principales ciudades. Una gran parte del éxito de Roma fue su gran infraestructura. Construyeron caminos pavimentados a través del imperio. Filipos se beneficiaría de esto ya que la Via Egnatia atravesó la ciudad en el siglo II a. C. Este camino abrió la ruta este-oeste de Asia Menor a Roma.

El Imperio Romano dio un giro cuando el emperador Julio César fue asesinado el 15 de marzo del 44 a. C. en Roma por dos senadores, Bruto y Casio. Estos dos huyeron para formar un ejército en un intento de conquistar Roma. Desde el otro lado, Marco Antonio formó un ejército y marchó hacia el este. El 23 de octubre del 42 a. C., los dos ejércitos romanos se encontraron en las llanuras al oeste de Filipos y se enfrentaron en lo que se conocería como la "Batalla de Filipos". El resultado de esta batalla marcó el final de la República Romana.

Apóstol Pablo & # 8211 "Paso a Macedonia"

Hacia el año 50 d.C., una nueva era estaba a punto de comenzar en esta ciudad. El cristianismo se había extendido rápidamente por Oriente Medio, África y Asia Menor. Uno de los principales misioneros del cristianismo, el apóstol Pablo, estaba en Troas (antes Troya), justo al otro lado del agua de Neapolis (actual Kavala). Por la noche, Pablo recibió una visión que le decía que "pasara a Macedonia y nos ayudara".

Paul junto con Luke y Silas subieron a un barco e hicieron el viaje, pasando la isla de Samotracia y luego a Neapolis. Tomando la Via Egnatia, Paul y sus compañeros viajaron los 15 kilómetros más hasta Filipos. Fue Filipos la que tenía la pretensión de ser la primera ciudad europea en escuchar el mensaje del cristianismo.
Para obtener más detalles, consulte la ruta turística del Apóstol Pablo en Macedonia y el Apóstol Pablo en Filipos.

Que ver y hacer en Filipos

Vea más información y un mapa para hacer su propio recorrido a pie por Filipos.

Cómo llegar a Filipos

Donde quedarse

Si está planeando quedarse en Sithonia, mire las muchas recomendaciones de hoteles y apartamentos que ofrecemos en nuestro sitio. Desde aquí es posible hacer una excursión de un día en coche a Filipos y estar de vuelta en Sithonia por la noche. Planifique de 2,5 a 3 horas en coche en cada dirección. Si no tiene coche, puede que tenga que pasar la noche en Kavala.


Filipos de Macedonia

La ciudad de Filipos en Macedonia fue fundada como Crenides por colonos de Tasos alrededor del 360 a. C., pero solo unos años después, Felipe II de Macedonia conquistó la ciudad alrededor del 356 a. C. y la renombró Filipos en honor a sí mismo. La ciudad estaba a lo largo de la Via Egnatia, tenía su puerto en la cercana Neapolis, muchos campos agrícolas productivos y minas de oro y gemas estaban en el área, lo que significa que era una ciudad estratégica y rica con acceso a muchas partes del Imperio Romano (Estrabón , Geografía Plinio, Historia Natural). After the Battle of Philippi in 42 BC, which was instrumental in the downfall of the Republic and establishment of the Empire, Octavian (Augustus) founded the Roman “colony” of Philippi, where he settled former soldiers (Suetonius, Augustus). This battle occurred outside the city, to the west, with the forces of Octavian and Antony attacking the forces of Brutus and Cassius from the east, approaching the town. After the battle and establishment of the colony, the city still had its walls (2 miles in circumference) originally built by Philip of Macedon, and a theater from the Hellenistic period, which was expanded by the Romans in the 2 nd century AD. Philippi is mentioned by several Roman period authors, but the majority of the information is in relation to the civil war or its conquest by Philip. Luke specified that Philippi had “colony” status, and although many cities that Paul visited on his journeys were colonies, for some reason that fact is only noted for Philippi (Acts 16:12). Luke also described it as a city of the first (of the four) district of Macedonia, which is a fourfold division known from many ancient sources about Roman Macedonia and the location of Philippi (Acts 16:12 Hemer, The Book of Acts). Other major features of the city in the 1 st century included the Roman forum and the bema/judgement seat (between two fountains), the agora/marketplace (a section of the forum), baths, houses, workshops, the Via Egnatia highway, the eastern Neapolis Gate, western Krenides Gate, the decumanus maximum, an acropolis (tower on acropolis is 6 th century AD though), a palaestra (like a mini-gymnasium, covered now by Basilica B), a hero cult monument dedicated to the founder of the city, a temple to the Emperor (northeast corner of forum), a Serapeum (temple to Egyptian/Hellenistic gods, particularly Serapis), the Heroon (shrine) of Philip II, monumental statues of deified Julius and Augustus Caesar (see coin of Claudius), probably a temple to Apollo and Artemis/Diana (at the acropolis), an aqueduct, and many monumental Latin inscriptions (about 85% are Latin) as a result of its Roman colony status. This city, occupying about 167 acres/68 hectares, probably had a population of at least 15,000 people. Inscriptions with the name of the city from the Roman period are visible on the library and eastern temple.

In about 49 AD, after Paul and Silas had arrived in Philippi from Neapolis, they went down to the river (probably just outside the eastern gate of the city at the nearby stream near the ancient church, or alternatively outside the western gate at the Krenides river/stream, but unlikely to be the farther site about 1.5 miles west of the city at the Gangites river) on the Sabbath and found a group of people assembled for prayer. Excavations discovered a burial inscription from the 2nd century AD that mentioned a synagogue in Philippi, but apparently there was no synagogue at Philippi during the 1 st century, and the community of Jews may have been extremely small (Bakirtzis and Koester, Philippi). The Mishnah recommended that Jews live where the Torah was studied and at least 10 households were established, suggesting that the population of Jews in Philippi may have been too small to support an actual synagogue (Mishnah, Sayings of the Fathers and Sanhedrin). Therefore, the most logical place to find worshippers of God was in an assembly next to flowing water, which was related to the purity laws and the norm for communities lacking a synagogue (Philo, Flaccus). There, Paul, Silas, and Luke met Lydia, a woman from the city of Thyatira in Asia Province who had relocated to Philippi where she had a business dyeing and selling purple fabrics (Acts 16:14). The dyeing of fabrics with a red-purple dye made from the madder root was a major part of the economy in the area of Thyatira, and bringing this industry to Macedonia was probably a lucrative business decision. Although in previous centuries a relocation from Asia minor to Macedonia would have been extremely difficult, the new Empire allowed freedom of movement and excellent opportunities for commerce. Evidence for a relocation from Thyatira and starting a purple dye business, like Lydia, was discovered on a Roman period inscription in Philippi that translates “the city honored from among the purple dyers, an outstanding citizen, Antiochus the son of Lykus, a native of Thyatira…” (CIL 3.664.1 cf. also 2 nd century AD Thessaloniki stele of Thyatira purple dealer in Macedonia). Although we do not know if this Antiochus had any relation or business association with Lydia, it does demonstrate the accuracy of the historical setting of the Acts narrative in Philippi. It was uncommon, but not rare, for women to own and run businesses in the Roman Empire, and evidence of a woman owner of a purple dye business is even found on an inscription (Keener, Acts CIG 2519). However, it is also possible that Lydia co-owned the business with her husband, who is alluded to but not specifically named in the Acts narrative. It is speculative, but within the realm of possibility that the Antiochus mentioned in the inscription was the husband of Lydia. The message of Jesus Christ taught at the prayer meeting was accepted by Lydia, who is described as a worshipper of God or God fearer, and Lydia and her household became believers and were baptized (Acts 16:14-15). The name “Lydia” is absent from the epistle to the Philippians, which led a few scholars to theorize the possibility that Lydia, from Thyatira in the Lydia region, was merely a designation for a Lydian woman rather than her actual name (Ramsay, St. Paul the Traveller). It was suggested that her actual name may have been Eudoia or Syntyche, but this seems unlikely due to the widespread use of personal names in Luke-Acts rather than regional “nicknames” (Philippians 4:2). The Byzantine period Basilica of Paul (Octagonal Church, not Basilica A/B/C), identified by a mosaic inscription on the pavement and dated to 343 AD or earlier, may have been to mark the location of the riverside prayer meeting, or the church that originally met in the house of Lydia (Porphyrios Acts 16:40).

After presenting the Gospel to people in Philippi, Paul and Silas faced opposition from a demon through the “Philippian slave girl” who had a “spirit of divination” or python spirit which was attempting to bring unwanted attention and problems to the Christians as they preached and taught (Acts 16:16-18). In ancient Greek mythology, Python or Phython was a pagan snake/dragon god who guarded the “navel of the world” at Delphi to the south, but Apollo defeated him and took over the area (Ovid, Metamorphoses). Delphi was a center for the oracle in the temple of Apollo, and the priestess was called a “Pythia,” so the term python had come to be used of the persons through whom a spirit of divination or soothsaying spoke. At Delphi, the priest interpreter would listen to the toxic fume induced babble of the Pythia High Priestess and make up an oracle out of it (Plutarch Valerius Maximus). In the pagan Hellenistic culture, “diviners” or soothsayers were quite common, and even closer to Philippi than Delphi there was a lesser oracle of Dionysus at nearby Mount Pangaeus (Herodotus). The people of Philippi associated the idea of Python (a god) and the oracles with her, and her fortune telling had been bringing her masters great financial gain according to Luke and comparisons to known fees for oracles in ancient Greece. The setup and process at Delphi and Pangaeus were different than the fortune telling seer slave-girl in Philippi, but both were related to demonic activity. Throughout Acts, magic and demonic activity are shown as something in opposition to the Gospel, but conquered time after time by the power of the one true God (cf. Simon the Magician in Acts 8, Bar-Jesus in Acts 13, the magic spells in Ephesus in Acts 19, etc.). After many days of her annoying shouting and following, Paul finally cast out the demon in the name of Jesus Christ, but this angered her masters who had just lost their money making “fortune teller,” for which they accused Paul and Silas of unlawful activity, leading to a public beating and imprisonment (Acts 16:18-21).

The forum, measuring 230 by 485 feet, was probably the location in Philippi where Paul and Silas were dragged before the Roman praetors (2 duumviri specifically, according to information from inscriptions at Philippi), and then illegally beaten (Acts 16:19-22 1 Thessalonians 2:2 2 Corinthians 11:25 Suetonius, Titus). On the northern end of the forum was the bema/judgement seat, which was the likely place that the Roman officials stood or sat as they listened to the accusations and then ordered Paul and Silas to be beaten with rods (carried out by lictors, probably 6 of them). These city magistrates held the position of duumvir, according to inscriptions found at Philippi, with the Latin title translated into the typical Greek usage by Luke (Acts 16:20, 22, 38 strategos translated from “duumvir” or the title “praetor” Hemer, The Book of Acts Keener, Acts). The two were then briefly put in prison, secured in stocks in the dark and poorly ventilated inner prison, which would normally have been reserved for the most serious crimes. Although there is a traditional location of the “prison,” this site was a Roman period water cistern rather than a prison house with foundations and doors as described in Acts, and there is little evidence for it beyond a 5th century tradition (Acts 16:23-26 McRay, Archaeology and the New Testament). Roman prisons were usually built near the forum of a city, so it was probably nearby, but the exact location of this prison is still a mystery (Vitruvius, On Architecture). Then, a great miracle happened that night when an earthquake shook the prison, the bonds were unfastened, and the doors opened. The jailer, being responsible for guarding the prisoners, thought that he had failed in his duty and was about to commit suicide rather than face the dishonor and execution that would come as a result of his prisoners escaping (Petronius, Satyricon Livy Urbe Condita cf. Acts 12:19). Fortunately, Paul prevented this fatal mistake by notifying the jailer that all prisoners were present. Then, the jailer asked the important question “what must I do to be saved?” Paul and Silas answered “Believe in the Lord Jesus Christ, and you will be saved” (Acts 16:30-31).

The earthquake may have been viewed as Divine retribution, or perhaps the magistrates thought the beating and night in jail was enough, or Lydia and others may have made a formal complaint. Nevertheless, the next day, the magistrates told the jailer that the two men could be released. However, Roman law had not been observed. Paul and Silas had been beaten with rods and thrown in jail without a trial, and Paul notified the authorities of their unlawful activities toward them as Roman citizens, which held great benefits and privileges in the Empire (16:37-39). Further, abuse of Roman citizens by the authorities could result in their expulsion from office and disqualification from ever serving again (Cicero, Against Verres). In some cases, extreme mistreatment of Roman citizens could carry harsh punishments for officials (Livy, History of Rome). Over the years, Paul often benefited from the great privileges of Roman citizenship, but he knew that heavenly citizenship was the most important. The Roman citizenship status of the residents of Philippi seems to have been an important issue, as it is not only emphasized in the narrative of Acts, but in theological illustrations used by Paul in the letter to the Philippians, where Paul points out how they must recognize that their true citizenship is in heaven (Philippians 1:27, 3:20 “to be a citizen” used in both verses). Paul also used the metaphor of “soldiers” in the army of God in this letter, which would have resonated with many of the citizens of Philippi who were former soldiers in the army of Rome (Philippians 2:25). Philippians, known as one of the “prison epistles” of Paul, was written while he was under house arrest in Rome around 61-62 AD, awaiting trial before the Emperor Nero (Philippians 1:13, 4:22). In this epistle, Paul mentions a Clement, who may have been the later bishop of Rome known from church history and his own letters (Philippians 4:3). The ministry of Paul in Rome, even while imprisoned, was so effective that many of the people in the service of the Emperor became Christians (“Praetorian guard” “brethren in the household of Caesar”). According to coins found at Philippi, some former members of the famous Praetorian Guard had settled in the colony around the time of Paul, so the people would have been familiar with the Praetorians and may have even known some of those still in the service of the Emperor (Franz, “Gods, Gold, and the Glory of Philippi”). Epaphroditus, who is mentioned twice in the letter, was probably a leader in the Philippian church, as well as a friend of Paul who was described as a “fellow soldier,” and the deliverer of the epistle (Philippians 2:25, 4:18). Several years later, when he was back in Macedonia, Paul may have written to Timothy in Ephesus while Paul was briefly in Philippi (1 Timothy 1:3 Acts 20:1-6).

Begged to leave the city by the magistrates, lest more problems arise, Paul and Silas made a stop at the home of Lydia to greet the other Christians, then took the Via Egnatia westward, passing through an arch on the road just east of the Gangites river. Paul and Silas then went on to Thessaloniki by way of Amphipolis and Apollonia (Acts 17:1). However, Paul returned to Philippi at least once more and later wrote a letter to the church there, which consisted of a group of Christians very dear to him (Acts 20:6 cf. 1 Corinthians 16:5-6 and 2 Corinthians 2:13 Philippians). During the Byzantine period, several attacks on the city by numerous foes, plus a massive earthquake in about 620, weakened Philippi, which later became merely an outpost and then was eventually abandoned around the 14 th century.

A few scholars have suggested that based on Church history, ancient manuscript additions, and the New Testament, that Luke the physician was from Antioch but had some connection with Philippi, perhaps functioning as a leader of the church there for some time (Anti-Marcionite Prologue Eusebius, Ecclesiastical History Jerome, Lives Codex Bezae references to Antioch in Acts e.g. “Luke, who was by race an Antiochian and a physician by profession, was long a companion of Paul, and had careful conversation with the other Apostles, and in two books left us examples of the medicine for the souls which he had gained from them” -Eusebius). The first “we” passage occurs at Troas, just before the group takes the short journey to Philippi by way of Neapolis in 49 AD, but Luke stays in Macedonia rather than going on to Berea and Athens, then later in about 58 AD the narrative specifies that Luke rejoined them by sailing from Philippi (Acts 16:9-11, 17:1, 20:6). After the death of Paul, it seems that Luke returned to Macedonia and Achaia, but eventually died in Boeotia, which is a region in between the Philippi/Thessaloniki and Athens/Corinth areas, part of which belonged to the Province of Macedonia, at the age of 84 (Anti-Marcionite Prologue).

Dr. Titus Kennedy is a field archaeologist working primarily with sites and materials related to the Bible. He works with ColdWater Media and Drive Thru History® to maintain historical accuracy throughout their scripts and locations.


Paul arrives in Philippi

Acts 16:12 From the port of Neapolis, Paul, Silas and Luke travel inland along the Via Egnatia to Filipos (ver 4 sobre Map 24 ).

Filipos is an old Greek city that was conquered by Filipo de Macedonia in 300BC and was re-founded over two hundred years later as a Roman &lsquocolonia&rsquo by retired Roman soldiers and their families (see Map 24 ). Filipos was an important gold-mining centre, and gold coins were minted there. It was a busy commercial settlement on the Via Egnatia (the &lsquoEgnatian Way&rsquo) &ndash an important routeway leading west along the coast and, eventually, across the Adriatic Sea para Roma.

The Via Egnatia at Philippi (Acts 16:12)

Today, visitors can still walk along the original route of the stone-paved Via Egnatia, and sit in the Roman amphitheatre &ndash originally built by Philip II in the 4 th century BC &ndash or stroll across the Roman foro with its many shops, temples and public buildings.

The site traditionally identified as Paul&rsquos prison was actually a cistern for storing water during the 1 st century, but it was later transformed into a small church whose walls were covered in paintings of Paul&rsquos arrest, his miraculous liberation and the baptism of his jailor&rsquos family.

Paul's prison at Philippi (Acts 16:23)

The extensive remains of a number of 5 th and 6 th century early Christian churches have been joined recently by a new church &ndash Lydia&rsquos Church &ndash built beside the River Zygaktis where it&rsquos believed that Paul and Silas met with the early believers and Lydia was baptised.

Lydia's Church at Philippi (Acts 16:13)

Paul in Philippi

Acts 16:13-15 As there are few Jews and no synagogue in Filipos, Paul and his companions go to the riverbank just outside the city on the Sabbath day, and begin to speak to the women gathered there. One of them, Lydia &ndash from Thyatira in the Roman province of Asia (ver Map 24 ) &ndash is a wealthy dealer in expensive purple cloth (which only the most important Roman citizens were allowed to wear).

The expensive purple dye was made from thousands of tiny murex shellfish. Thyatira was well known for its dyeing and garment making, and Lydia may have been an overseas agent for a Thyatiran manufacturer (see the feature on Thyatira in Section 20).

Lydia (who is probably a wealthy widow who has inherited her husband&rsquos business) and all her household become believers. They are baptised, and her large town house (or &lsquovilla&rsquo) becomes Paul&rsquos headquarters in Filipos.

Acts 16:16-40 Each day in Filipos, while crossing the central ágora (the Roman market place fringed with pagan temples), Paul is pestered by a slave girl who makes her owners rich by fortune-telling. An evil spirit in her keeps shouting and drawing attention to Paul and his companions. Exasperated by this, Paul casts the evil spirit out of the girl &ndash to the fury of her owners who see their profits disappear.

Shops lining the Roman agora at Philippi (Acts 16:19)

Paul and Silas are dragged before the Roman magistrates to explain their actions, but their voices are drowned by the chanting of the crowds. The magistrates order them to be stripped and flogged, after which they are flung into prison and locked in the &lsquoinner cell&rsquo (probably an underground dungeon) until the magistrates meet the following morning.

Around midnight, however, Paul and Silas are set free by a violent earthquake. The jailer (and all his family) become believers and are baptised. In the morning, the magistrates send for the prisoners, but Paul and Silas insist that the magistrates come and apologise to them personally, because they have broken the Roman law by flogging and imprisoning Roman citizens without first giving them a fair trial.

Text, maps & photos (unless otherwise stated) by Chris & Jenifer Taylor © 2021. This website uses cookies to monitor usage (see Privacy Statement in drop-down box under 'Contact Us'). Using the website implies your agreement to the use of cookies.


Paul arrives in Philippi

Acts 16:12 From the port of Neapolis, Paul, Silas and Luke travel inland along the Via Egnatia to Filipos (ver 4 sobre Map 24 ).

Filipos is an old Greek city that was conquered by Filipo de Macedonia in 300BC and was re-founded over two hundred years later as a Roman &lsquocolonia&rsquo by retired Roman soldiers and their families (see Map 24 ). Filipos was an important gold-mining centre, and gold coins were minted there. It was a busy commercial settlement on the Via Egnatia (the &lsquoEgnatian Way&rsquo) &ndash an important routeway leading west along the coast and, eventually, across the Adriatic Sea para Roma.

The Via Egnatia at Philippi (Acts 16:12)

Today, visitors can still walk along the original route of the stone-paved Via Egnatia, and sit in the Roman amphitheatre &ndash originally built by Philip II in the 4 th century BC &ndash or stroll across the Roman foro with its many shops, temples and public buildings.

The site traditionally identified as Paul&rsquos prison was actually a cistern for storing water during the 1 st century, but it was later transformed into a small church whose walls were covered in paintings of Paul&rsquos arrest, his miraculous liberation and the baptism of his jailor&rsquos family.

Paul's prison at Philippi (Acts 16:23)

The extensive remains of a number of 5 th and 6 th century early Christian churches have been joined recently by a new church &ndash Lydia&rsquos Church &ndash built beside the River Zygaktis where it&rsquos believed that Paul and Silas met with the early believers and Lydia was baptised.

Lydia's Church at Philippi (Acts 16:13)

Paul in Philippi

Acts 16:13-15 As there are few Jews and no synagogue in Filipos, Paul and his companions go to the riverbank just outside the city on the Sabbath day, and begin to speak to the women gathered there. One of them, Lydia &ndash from Thyatira in the Roman province of Asia (ver Map 24 ) &ndash is a wealthy dealer in expensive purple cloth (which only the most important Roman citizens were allowed to wear).

The expensive purple dye was made from thousands of tiny murex shellfish. Thyatira was well known for its dyeing and garment making, and Lydia may have been an overseas agent for a Thyatiran manufacturer (see the feature on Thyatira in Section 20).

Lydia (who is probably a wealthy widow who has inherited her husband&rsquos business) and all her household become believers. They are baptised, and her large town house (or &lsquovilla&rsquo) becomes Paul&rsquos headquarters in Filipos.

Acts 16:16-40 Each day in Filipos, while crossing the central ágora (the Roman market place fringed with pagan temples), Paul is pestered by a slave girl who makes her owners rich by fortune-telling. An evil spirit in her keeps shouting and drawing attention to Paul and his companions. Exasperated by this, Paul casts the evil spirit out of the girl &ndash to the fury of her owners who see their profits disappear.

Shops lining the Roman agora at Philippi (Acts 16:19)

Paul and Silas are dragged before the Roman magistrates to explain their actions, but their voices are drowned by the chanting of the crowds. The magistrates order them to be stripped and flogged, after which they are flung into prison and locked in the &lsquoinner cell&rsquo (probably an underground dungeon) until the magistrates meet the following morning.

Around midnight, however, Paul and Silas are set free by a violent earthquake. The jailer (and all his family) become believers and are baptised. In the morning, the magistrates send for the prisoners, but Paul and Silas insist that the magistrates come and apologise to them personally, because they have broken the Roman law by flogging and imprisoning Roman citizens without first giving them a fair trial.

Text, maps & photos (unless otherwise stated) by Chris & Jenifer Taylor © 2021. This website uses cookies to monitor usage (see Privacy Statement in drop-down box under 'Contact Us'). Using the website implies your agreement to the use of cookies.


Ver el vídeo: Monuments of Pella across Via Egnatia